Menú Cerrar

Monitoreo, Seguimiento y Evaluación de los Cursos Virtuales en la UNAN-Managua

Karla López
UNAN-Managua
klopez@unan.edu.ni

José Medal
UNAN-Managua
jmedal@unan.edu.ni

Jazmina Vargas
UNAN-Managua
jvargasr@unan.edu.ni

Resumen

El proceso de Monitoreo, seguimiento y evaluación de los cursos ejecutados en modalidad virtual, está constituido por una serie de etapas que están orientadas a detectar incidencias, desarrollar e implementar estrategias de mejoras, con el propósito de garantizar el éxito de los participantes y la mejora continua de los cursos para su ejecución futura con el menor índice de incidencias posibles.

En el proceso de monitoreo, seguimiento y evaluación, se contemplan las variables docente, estudiante, LMS, recursos, actividades y curso. Los datos se obtienen a lo largo del todo el proceso, generando de esta forma los informes de la ejecución de un curso activo. A partir de la información obtenida de los informes, se procede a analizar las estrategias con las cuales se desarrollará, ejecutará y verificará la implementación de un plan de acción o mejora, tomando en cuenta las necesidades detectadas en el proceso de evaluación y que requieren atención. Una vez que se llevó a cabo el plan de acción, se considera el curso preparado para una nueva ejecución e inicia nuevamente el ciclo de monitoreo, seguimiento y evaluación.

La evaluación constante propicia el alcance de las competencias planteadas, ya que se genera un espacio de aprendizaje en constante mejora y adecuado a las necesidades educativas de los participantes, así mismo favorece en la disminución de incidencias en la ejecución de un curso. Además, permite detectar necesidades de capacitación docente y dar respuesta, a través de la creación de programas de formación como mediadores de cursos en modalidad virtual.

Palabras claves:

Monitoreo, Seguimiento, Evaluación, Cursos, Virtuales, Línea, e-Learning, Educación

Introducción

La Dirección de Educación a Distancia Virtual (DEDV) desarrolla un proceso de evaluación educativa en todos los componentes de los cursos en modalidad virtual, para asegurar que los elementos que intervienen en el aprendizaje cumplan con los requerimientos de esta Modalidad. Para ello, se apoya del Área de Gestión Académica, la cual se encarga de asistir, dar seguimiento a los involucrados en el proceso educativo, asegurar el buen funcionamiento de los procedimientos administrativos y académicos propios de la modalidad virtual y garantizar el transcurso fluido, sin barreras del proceso educativo.

El área de Gestión Académica está a cargo de tareas específicas que propician el cumplimiento de su finalidad principal, estás áreas son:

  • Monitoreo, seguimiento y evaluación.
  • Formación Continua.
  • Centro de Atención Personalizada (CAP).

Una vez que se concluye con el proceso de virtualización de cursos el que incluye evaluación de experto, se procede con el proceso de ejecución, el cual responde al cumplimiento de un cronograma establecido previamente con las coordinaciones de los distintos programas. El proceso de ejecución de curso se inicia con las inscripciones de los estudiantes, la cual se desarrolla una semana antes de la fecha programada para ejecutar el curso. Una vez que se envían las convocatorias, se procede a la etapa de seguimiento de matrícula, que tiene como finalidad principal garantizar el mayor porcentaje posible de inscritos para iniciar el curso. Finalmente, cuando se alcanza la fecha de inicio y se consolidó la matrícula, el curso pasa a un estatus de ejecución e inicia el proceso de monitoreo, seguimiento y evaluación del proceso educativo.

El monitoreo, seguimiento y evaluación en una institución educativa es un eje fundamental para favorecer el desarrollo de calidad de los distintos procesos educativos.  Con el propósito de asegurar la calidad de los cursos en Modalidad Virtual, es necesario la implementación del monitoreo, seguimiento y evaluación, que evidencie el comportamiento de las principales variables que intervienen en el proceso de aprendizaje en esta modalidad.

Métodos

El estudio es No observacional, descriptivo y de acuerdo a la ocurrencia de los hechos es longitudinal, ya que la recolección de los datos se da de forma sistemática (Sampieri Hernández Roberto, Fernández Collado, & Baptista Lucio, 2014).

La principal fuente de información son los todos los cursos en ejecución bajo la modalidad virtual, docentes y estudiantes, por lo tanto, el principal criterio de selección de muestra será todos los estudiantes y docentes de un curso activo. Así mismo, todas las experiencias vividas en el desarrollo de los procesos que intervienen en el monitoreo, seguimiento y evaluación de los cursos ejecutados bajo la modalidad virtual.

El tipo de muestra es no probabilística, la selección de los elementos no depende de la probabilidad, se toman todos los cursos que estén en ejecución, sin excepción alguna, para desarrollar un proceso de evaluación sistemático que permita que las futuras implementaciones transcurran con el menor índice de incidencias posible. La principal técnica de recolección de datos es la observación directa de cada uno de los elementos presentes en el proceso educativo, así mismo, se implementa la encuesta para ahondar en la opinión de docentes y estudiantes. Dado que se utiliza la selección de los elementos bajo un mismo criterio, el tipo de muestreo es por conveniencia, todos los cursos, docentes y estudiantes activos participan en el proceso (Piura López, 2013).

Resultados

El proceso de análisis de datos de la ejecución de cursos en modalidad virtual, está constituido por tres etapas fundamentales (monitoreo, seguimiento, evaluación) que se desarrollan a lo largo de la implementación del curso en un ciclo académico determinado.

El monitoreo es realizado a docentes y estudiantes activos en el desarrollo de un curso, se aplica semanalmente, en el caso de los estudiantes los datos a obtener están relacionados a la conectividad, progreso de desarrollo de las actividades propuestas en el curso y el tiempo que el estudiante dedica semanalmente. Los datos anteriores son obtenidos a través de las herramientas que ofrece el LMS Moodle. En el caso del docente los elementos que intervienen en el monitoreo están relacionados a su interacción en cada una de las actividades, es decir, se verifica el nivel de atención que facilita a los estudiantes, asimismo, se verifica la conectividad que tiene en la semana y el tiempo dedicado al curso. Con los datos obtenidos se generan informes que dan pautas para clasificar el tipo de seguimiento de acuerdo al caso. 

El seguimiento, parte de los datos obtenidos en el monitoreo semanal de un curso en ejecución, en dependencia de los casos detectados en la etapa anterior se establece comunicación de acuerdo al caso. Si un estudiante o docente se encuentra inactivo, se recurre a todos los medios disponibles (Correo electrónico, llamadas, SMS) para recopilar las dificultades presentadas [Estudiantes / Docentes] y generar informes que permitan iniciar el desarrollo de posibles estrategias para solventar las incidencias detectadas, dichas estrategias serán soportadas, además por los resultados del proceso de evaluación educativa.

Para el proceso de monitoreo y seguimiento, se tiene a disposición el Centro de Atención Personalizada (CAP), el cual es el encargado de mantener una comunicación estrecha con todos los estudiantes y docentes que están activos en un curso virtual. A través de los medios que dispone el CAP, se pueden plantear las inquietudes, dificultades y recomendaciones en torno a los cursos. Esto completa los datos que se obtienen de la plataforma y de encuestas, permitiendo fundamentar mejor los resultados encontrados.

En la evaluación educativa, intervienen las variables; docente, estudiante, LMS, recursos, actividades y curso. Esta se ejecuta al concluir los cursos, a través de la aplicación de una encuesta que contempla las variables en estudio. A partir de los resultados de la encuesta y los informes desarrollados en el proceso de monitoreo y seguimiento de la ejecución de un curso, se generan estrategias que subsanen las incidencias encontradas, esto en caso que los datos muestren que se debe implementar mejoras.

Cuando se requiere la aplicación de mejoras, se desarrolla, ejecuta y verifica la implementación de un plan de acción, este debe contemplar los elementos detectados en el proceso de evaluación y que requieren atención. Una vez ejecutado el plan de acción, se considera el curso preparado para una nueva ejecución e inicia nuevamente el ciclo de monitoreo, seguimiento y evaluación.

Resultados Producto de la Aplicación del Modelo de Monitoreo, Seguimiento y Evaluación

  • Utilización de medios pertinentes a las necesidades comunicativas de la DEDV.
  • Necesidad de centralización de la comunicación, por lo cual se implementaron nuevos medios, donde se registran los datos generados en el proceso de monitoreo y seguimiento.
  • Necesidad de desarrollo de curso propedéutico enfocado en la autogestión del aprendizaje.
  • Necesidad de aplicar un diagnóstico a los estudiantes para identificar las competencias de ingreso y detectar necesidades educativas, con el fin de fortalecer habilidades para el aprendizaje en modalidad virtual.
  • Inicio de las nuevas cohortes, posterior a la finalización del curso propedéutico.
  • Necesidad de la creación de Bitácora de incidencias.
  • Mejora continua de estrategias, actividades, recursos y LMS.
  • Mejora continua de los instrumentos de evaluación.
  • Como resultado de la implementación del curso propedéutico los estudiantes se encuentran más participativos en las asignaturas de su especialidad.
  • Se evidencia mayor grado de finalización de las actividades propuestas en tiempo y forma.
  • Necesidades de formación docente identificadas, lo que favorece la creación de planes de educación continua.

Los resultados encontrados en el proceso de monitoreo, seguimiento y evaluación de un curso en modalidad virtual, ha propiciado un impacto positivo, ya que se ha obtenido información que favorece la toma de decisiones en torno al contexto en estudio, lo que propicia la implementación de estrategias que tienen como fin la mejora constante, lo que ha conllevado que en cada nueva ejecución de un curso, se cuente con una nueva versión, implementación de nuevas técnicas de seguimiento, así como nuevos planes de formación.

Uno de los resultados que ha tenido mayor impacto en el proceso de monitoreo, seguimiento y evaluación, es la aceptación del mismo, por parte de docentes y estudiantes, además que, de acuerdo a lo planteado por ellos, esto les permite expresarse y tener oportunidades de mejora en el momento, creando un ambiente propicio para el aprendizaje.

Así mismo, esto favorece que el modelo esté en constante evaluación, permitiendo detectar fallas y buscar estrategias de mejoras, que contribuyan a recolectar datos sin sesgo, que afecten las decisiones de manera temprana.

Por otra parte, el Centro de Atención Personalizada (CAP), también es un logro de impacto en los estudiantes y docentes, ya que esto les permite estar en constante comunicación con la Dirección de Educación a Distancia Virtual, a través de los distintos medios de comunicación, tales como correo electrónico, llamadas y mensajes.

Por tanto, los principales beneficiados con el proceso de monitoreo, seguimiento y evaluación son:

  • Los estudiantes, porque son partícipes de un proceso de aprendizaje en constante evaluación, a fin de contribuir al cumplimiento de las competencias propuestas.
  • Los docentes, puesto que en este proceso también se detectan necesidades de formación, lo cual permite desarrollar planes de capacitación que contribuyan al fortalecimiento de su función docente en modalidad virtual.
  • La universidad, dado que, con la mejora continua de los procesos, se fortalece la calidad de la oferta de cursos facilitados bajo la modalidad virtual.

El proceso de monitoreo, seguimiento y evaluación, no es una actividad única de esta área o una institución , no obstante, las técnicas, estrategias y planes generados a partir de los resultados encontrados son contextualizados, de acuerdo a las necesidades detectadas y cada caso es tratado de forma particular, a través de una metodología de trabajo establecida, discutida y en mejora constante, con el objetivo de incluir integralmente los factores asociados al proceso de ejecución de cursos en modalidad virtual.

Este proceso es una práctica que se debe desarrollar en cualquier institución educativa, independientemente de la modalidad en la cual se ejecuten los cursos. El desarrollarlo de forma constante, permitirá la obtención de insumos que favorecerán la toma de decisiones y por ende la mejora continua de los procesos de enseñanza y aprendizaje.

Conclusiones

Los resultados encontrados en el proceso de monitoreo, seguimiento y evaluación de un curso en modalidad virtual, ha propiciado un impacto positivo, ya que se ha obtenido información que favorece la toma de decisiones en torno al contexto en estudio, propiciando la implementación de estrategias que tienen como fin la mejora constante, dando como resultado que en cada nueva  ejecución de un curso, se obtenga una nueva versión, implementación de nuevas técnicas de seguimiento, así como nuevos planes de formación y creación de nuevos recursos.

El proceso de monitoreo, seguimiento y evaluación, no es una actividad única de esta área o una institución , no obstante, las técnicas, estrategias y planes generados a partir de los resultados encontrados son contextualizados, de acuerdo a las necesidades detectadas y cada caso es tratado de forma particular, a través de una metodología de trabajo establecida, discutida y en mejora constante, con el objetivo de incluir integralmente los factores asociados al proceso de ejecución de cursos en modalidad virtual.

El proceso de monitoreo, seguimiento y evaluación es una práctica que se debe desarrollar en cualquier institución educativa, independientemente de la modalidad en la cual se ejecuten los cursos. El desarrollar este proceso de forma constante, permitirá la obtención de insumos que favorecerán la toma de decisiones y por ende la mejora continua de los procesos de enseñanza y aprendizaje.


Bibliografía

Piura López, J. (2013). Metodología de la Investigación Científica: Un Enfoque Integrador. 312.

Sampieri Hernández Roberto, Fernández Collado, C., & Baptista Lucio, P. (2014). Metodología de la Investigación. México.

Instituto Nacional de Estadística e Informática: Oficina Técnica de Estadísticas Departamentales. (2004). CONSTRUCCIÓN E INTERPRETACIÓN DE INDICADORES ESTADÍSTICOS. Lima, Perú: Oficina Técnica de Administración (OTA) – INEI.

Lezcano, L., & Vilanova, G. (2017). Instrumentos de evaluación de aprendizaje en entornos virtuales. Perspectiva de estudiantes y aportes de docentes. DIALET, 36. doi:1852-4516

Oficina de Innovación Educativa con Uso de Nuevas Tecnologías. (2013). Competencias TIC para el desarrollo profesional docente (Imprenta Nacional ed.). doi:978-958-750-762-1

Organización de Estados Iberoamericanos. (2003). Monitoreo e indicadores. Guatemala.

UDGVIRTUAL. (2006). Siete estrategias metodológicas para la investigación en la virtualidad. MEXICO. doi:970-27-1106-1

Artículos relacionados

Scroll Up